TresCaras

TresCaras
Tres Caras Tiene la Vida: Humano que Nacer no Pide, Vivir no Sabe, Morir no Quiere

jueves, 26 de mayo de 2011

EL ANSIA DE IGNOR

El Ansia de Ignor:

Se trata de Ansia o Frenesí por Ignorar o Desconocer los Limitantes Ambientales y Umbrales de Sustentabilidad de los Espacios Geográficos a la hora de lucrar, a costas de sacrificar lo que sea necesario  del Ambiente Natural para satisfacer suculentos  negocios con tierras, inmobiliarios y desarrollistas .

Ejemplos actuales compulsivos muy evidentes de Ansia de Ignor:
Barrio La Turbera en El Hoyo
Barrio Callejón de Trafián
Barrio Rincón Lobos

Grave padecimiento que sufre parte de nuestra comunidad, casi ignorado o apenas advertido por algunos pocos.
Quienes padecen Ansia de Ignor sufren mucho y viven cantidad de problemas extra, auto adquiridos por intentar constantemente de forzar la realidad, Realidad que NO SE PUEDE FORZAR SIN SUFRIR LAS CONSECUENCIAS, DIRECTAMENTE, SEA EN FORMA DE ANGUSTIA, AGOTAMIENTO, STRESS, MIEDO O DESESPERACIÓN.
Los síntomas del Ansia de Ignor generalmente se observan en personas normales, que están completamente absortas, hipnotizadas en el exterior, sin siquiera imaginar o prestarle la menor atención a otra posibilidad que aquello exterior y material, tangible, vendible o comprable desde el estado de vigilia. Por ello sus infectados son difíciles de detectar. Para este tipo de personas, la realidad tangible genera intensos terrores cuando valores o cosas se concentran o dispersan por demás en lo exterior y  material, sea como los casos de la inflación o la poca demanda. Ese terror los hace aferrarse con mayor intensidad al contexto que tiembla sacudiéndose y retroalimentando la fiebre. Las personas que padecen Ansia de Ignor consideran a la exerioridad como única fuente de verdad y credibilidad, mientras entienden a la interioridad como a un delirio caótico sobre el cual no se puede tener ninguna referencia y que para nada sirve, nada brinda. No es Negocio.

Unica cura posible que se conoce para el Ansia de Ignor es que los costos de las indeseables consecuencias de proceder ventajosamente forzando la realidad a antojo, nos conduzcan a abandonar la voracidad hacia un mejor vivir, actuar y proceder, más fundados en el OCIO y el respeto mutuo que en el apurado, despectivo y arrogante NEG OCIO.
El respeto por el Espacio Geográfico es el reflejo de nuestro respeto por los demás y por las Generaciones Venideras, porque nos estamos tomando de un golpe todo el planeta en una generación sin siquiera detenernos a pensar en quienes hemos traído al mundo, quienes merecen tanto como lo que nosotros, en nuestro momento,  heredamos.

Aclaremos que nadie tiene la culpa de que la Acelerada e Incontenible Tendencia Urbanizante -AITU- ocurra. Somos todos en mayor o menor medida víctimas de la severa hipnosis que produce el matrimonio cultural con el patrimonio. Eso es todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada